fbpx

El Valle de Tena, situado en la parte central de los Pirineos, en la provincia de Huesca, cuenta con un entorno privilegiado, repleto de cumbres, bosques, prados, embalses naturales e ibones de aguas turquesas.

Además, el Valle de Tena ofrece a quienes decidan visitarlo, una gran variedad de actividades aptas para ser realizadas tanto por los más pequeños, como por adultos y mayores.

Por ejemplo, entre otras actividades podemos destacar: hacer senderismo, tirarse en parapente o en la tirolina doble más larga de Europa, hacer escalada o ferratas, o simplemente pasear por los pueblos más bonitos del valle (Sallent de Gállego, Lanuza, Biescas, Piedrafita, Formigal u Hoz de Jaca).

También podemos optar por hacer deportes de agua en cualquiera de los embalses que ofrece el Valle de Tena o admirar la riqueza animal y floral del Parque Faunístico de Lacuniacha.

No obstante, a través de este post, desde Tirolina Valle de Tena, nos centraremos en el senderismo, en particular, en darte la información más importante acerca de las excursiones que, en nuestra opinión, son las mejores del Valle de Tena.

No ha sido una labor fácil, ya que son demasiados los senderos que merecen nuestra atención, ya sea por sus vistas, su menor dificultad o la variedad de paisajes que permiten apreciar durante el camino pero, a través de este artículo, te señalamos algunas de ellas.

  1. Camino circular por la Partacua

Se trata de un camino sencillo, que permite rodear la Sierra de Partacua, si bien es de largo recorrido.

La excursión se inicia desde Tramacastilla y durante el camino podrás observar la belleza de los ibones de Los Paúles y Piedrafita, y la majestuosidad del bosque del Betato.

  1. Salto de Escarra

Es un salto de agua cristalina en el que refrescarse en verano. Se accede desde Tramacastilla a través de un sendero fácil y corto.

  1. Vuelta circular al embalse de Lanuza

Otra opción si nos encontramos en el Valle de Tena y no queremos complicarnos, pero al mismo tiempo no dejar de deslumbrarnos con las vistas, es dar la vuelta al pueblo y al embalse de Lanuza, para acabar dándonos un chapuzón si estamos en verano y la temperatura lo permite.

  1. Subida al Pico Pacino

La ascensión al Pico Pacino es una excursión que no puede faltar en esta lista. Lo mejor de ella es que, a pesar de no entrañar dificultad, permite obtener una vista panorámica de todo el valle. Se realiza desde Sallent de Gállego.

  1. De Sallent a Panticosa

Existe un sendero lleno de encanto que permite acceder desde Sallent de Gállego a Panticosa, a través del bosque.

  1. De Panticosa a Hoz de Jaca

En este caso la excursión se inicia desde el parking de Panticosa, y mediante el camino indicado para llegar a Hoz de Jaca pasaremos por un bosque frondoso con árboles de distintos tipos como el abedul, la haya o el boj.

  1. De Formigal al collado de Foratata:

El camino al collado de Foratata comienza en la parte alta de Formigal. No es una excursión exigente ni de largo recorrido pero, una vez se llega al collado, obtendremos unas vistas impresionantes a los picos fronterizos de Socás, Soba y las crestas de Ferraturas.

  1.  Ermita de Santa Elena

Se trata de una de las excursiones más populares en Biescas. En apenas 5 km, permite llegar al paraje de Santa Elena, en el que disfrutar de su ermita, una cascada y dos dólmenes.

  1. Cascada de Orós Bajo

Otra excursión que podemos realizar si lo que queremos es refrescarnos y no nos interesa hacer una larga caminata, es la de la Cascada de Orós Bajo.

Desde el parking de Biescas, andando por el margen izquierdo durante apenas 25 minutos, llegaremos a este salto de aguas cristalinas.

  1.  Ibón de Piedrafita

El camino hacia el ibón de Piedrafita se inicia desde el parking del Parque faunístico de Lacuniacha, al que llegaremos una vez pasado Biescas, cogiendo una pequeña carretera a la altura del embalse de Bubal.

La longitud de la excursión no excede de los 7 km. El ibón se localiza en la sierra de Partacua, debajo del pico Peña Telera.

  1.  Arco de Piedrafita

Una vez hayamos llegado al ibón de Piedrafita, y aún tenemos ganas de seguir caminando, podemos optar por seguir el cartel que indica el sendero de la derecha hacia el Arco geotécnico de Piedrafita, en plena sierra de Partacua.

  1.  La Gran Facha

Para hacer esta excursión tendremos que llegar previamente al Balneario de Panticosa. Para ello, una vez nos encontremos en el embalse de Búbal, deberemos seguir dirección los baños de Panticosa.

La subida al pico de la Gran Facha es una caminata de dificultad alta, con un desnivel de 1.510 metros, una altura máxima de 3.005 metros, y una longitud de alrededor de 20 km, pero merece la pena realizarla.

Sin embargo, si nos cansamos a mitad de camino y no queremos seguir caminando, podemos quedarnos a disfrutar de las vistas desde los ibones de Bachimaña, por los que necesariamente hay que pasar para llegar a la cima de la Gran Facha.